Albert Einstein

By | 13 septiembre, 2012
Comparte conocimientoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Portrait of Albert Einstein and Others (1879-1955), Physicist

Albert Einstein es y seguirá siendo uno de los personajes más importantes de la época contemporánea. De hecho, es fundamental tener en cuenta que se constituye como una fígura mítica de nuestro tiempo, incluso más de lo que llegó a serlo en vida. Hoy en día es prácticamente imposible encontrar a una sola persona que no reconozca su característica foto en la que está exhibiendo un simpático gesto de burla, ya que esta imagen se puede encontrar en una gran cantidad de establecimientos en condición de póster y como un verdadero ícono doméstico.

Nació el 14 de marzo de 1879 en la ciudad bávara de Ulm (Alemania) y se nacionalizó tanto suizo como estadounidense. Fue un físico de origen judío que actualmente es considerado como uno de los científicos más relevantes del siglo XX. Entre sus trabajos e investigaciones de mayor valor, podemos mencionar la teoría de la relatividad especial, la equivalencia masa-energía, la teoría de la relatividad general, la curvatura de la luz, el efecto fotoeléctrico, el movimiento browniano y la teoría de Campo Unificada. Por otro lado, es esencial señalar que, a pesar de que se lo conozca como “el padre de la bomba atómica”, la realidad es que siempre abogó por el pacifismo, el socialismo y el sionismo.

Es realmente interesante hacer referencia a que no son sólo su genio científico y su valor como humano lo que lo convierten en un auténtico mito, sino que también lo hacen las múltiples paradojas que giran en torno a su biografía. Tal como mencionamos anteriormente, era un notable pacifista que inventó la bomba atómica. Además, uno de sus principios más populares asegura que “todo es relativo”, pero él luchó intensamente para conocer la esencia del mundo que lo rodeaba.

Este maravilloso hombre, hijo de los judíos Hermann Einstein y Pauline Koch, tuvo una infancia un poco contradictoria a lo que fue su etapa como adulto. Esto es así porque tenía un carácter calmo y ensimismado, sin dejar de mencionar que su desarrollo intelectual fue bastante lento. El propio físico aseguró que esa lentitud fue exactamente lo que le permitió desarrollar la teoría de la relatividad: “Un adulto normal no se inquieta por los problemas que plantean el espacio y el tiempo, pues considera que todo lo que hay que saber al respecto lo conoce ya desde su primera infancia. Yo, por el contrario, he tenido un desarrollo tan lento que no he empezado a plantearme preguntas sobre el espacio y el tiempo hasta que he sido mayor”.

Einstein terminó sus estudios secundarios en Munich, cursó sus estudios superiores en la Eidgenossische Technische Hochschule de Zurich, prestó sus servicios en la Oficina Confederal de la Propiedad Intelectual de Berna, se casó con Mileva Maric y tuvo dos hijos con ella: Hans Albert y Eduard. El físico se divorció 16 años después y volvió a contraer matrimonio, esta vez con su prima Elsa. No tuvo que pasar demasiado tiempo para que Einstein se convirtiera en uno de los físicos más eminentes del continente europeo. También fue premiado con el Nobel de Física en 1921, el cual se le otorgó “por sus trabajos sobre el movimiento browniano y su interpretación del efecto fotoeléctrico”.

El científico también se desempeñó como profesor en diversas ciudades, como por ejemplo Zurich y Praga. Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial se vio obligado a separarse de su familia y nunca más se volvió a reunir con ella. Por otro lado, es imposible obviar el hecho de que su última investigación (que resultó improductiva), la cual ocupó el resto de su vida, estaba enfocada en descubrir las leyes comunes que supuestamente habían de regir el comportamiento de todos los objetos del universo, desde las particulas subatómicas hasta los cuerpos estelares.

Murió en Princeton (Estados Unidos) el 18 de abril de 1955. Algunos de sus libros son: “Este es mi pueblo”, “Mi credo humanista”, “Mis creencias”, “Sobre la teoría de la relatividad” y “Por qué el socialismo”.

Comparte conocimientoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+